Religión 17.04.2013

Seis mitos falsos de los testigos de Jehová (6)

¿No es lícito el uso de las imágenes para adorar a Dios?

Jorge Luis Zarazúa
SHARES
COMMENTS
First one is free... so are the rest. Daily.



By submitting above you agree the Aleteia privacy policy
Like Aleteia

Jorge Luis Zarazúa
17.04.2013
© DIETER NAGL / AFP
Ofrecemos la última entrega de nuestra serie sobre las enseñanzas falsas de los Testigos de Jehova que contradicen a la fe cristiana y que ellos apoyan supuestamente en la Biblia. El primero se encuentra aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-1-896001, el segundo, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-2-932001, el tercero, aquí: http://www.aleteia.org/es/estilo-de-vida/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-3-951001, el cuarto, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-4-880003, y el quinto, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-5-997001

Mito 6:
NO ES CORRECTO USAR IMÁGENES PARA ADORAR A DIOS
 
¿Cómo se creó el mito?

a) Por una mala interpretación de la Sagrada Escritura (Antiguo y Nuevo Testamento). Sacan de contexto Ex 20, 4-5 y otros pasajes que se refieren a los ídolos para decir que Dios prohíbe las imágenes y para enseñar que las imágenes no deben utilizarse en el culto divino.

 b) Por un desconocimiento de la historia de Israel y de la Iglesia. Ignoran que el pueblo de Israel uso imágenes en el Templo de Jerusalén (1Re 6 y 7) y en las sinagogas y que los primeros cristianos utilizaron imágenes desde un principio, como puede verse en las catacumbas.
 
¿Qué dice la Biblia?

Según la Biblia, es posible utilizar imágenes y objetos sagrados en el culto que se tributa a Dios y en los espacios consagrados al Señor para rendirle adoración. Como afirma el Catecismo de la Iglesia Católica (n. 2130) “ya en el Antiguo Testamento Dios ordenó o permitió la institución de imágenes que conducirían simbólicamente a la salvación por el Verbo encarnado: la serpiente de bronce (cf Nm 21, 4-9; Sb 16, 5-14; Jn 3, 14-15), el arca de la Alianza y los querubines (cf Ex 25, 10-12; 1 R 6, 23-28; 7, 23-26)”. Veamos estos pasajes bíblicos:
 
En Éxodo 25 leemos que Dios solicita un santuario y pide también todo lo necesario para darle culto:
 
Me van a hacer un SANTUARIO para que yo habite en medio de ellos, y lo harán, como también todas LAS COSAS NECESARIAS PARA MI CULTO, según el modelo que yo te enseñaré (Ex 25, 8-9).
 
Entre estas cosas necesarias para el culto destaca el Arca de la Alianza. Veamos sus características:
 
Harás un Arca de madera de acacia, de dos codos y medio de largo, codo y medio de ancho y otro codo y medio de alto. (…) En el Arca pondrás el Testimonio que yo te daré. Le harás una cubierta, el Lugar del Perdón, de oro puro, de dos codos y medio de largo y codo y medio de ancho. Asimismo, HARÁS DOS QUERUBINES DE ORO MACIZO, y los pondrás en las extremidades de la cubierta. Pondrás un querubín a una extremidad, y el otro en la otra; formarán un solo cuerpo con la cubierta, a sus dos lados. Los querubines extenderán sus alas hacia arriba y sus alas cubrirán el Lugar del Perdón. Estarán de frente el uno al otro y sus caras mirarán hacia el Lugar del Perdón. Lo pondrás sobre el Arca, y pondrás dentro de ella el Testimonio que yo te daré. Allí me encontraré contigo para darte mis órdenes referentes a los hijos de Israel. TE HABLARÉ DE ENCIMA DEL LUGAR DEL PERDÓN, DE EN MEDIO DE LOS DOS QUERUBINES puestos sobre el Arca del Testimonio (Ex 25, 10.16-22).

Este santuario es una tienda móvil que acompañó a Israel desde su permanencia en el desierto hasta la construcción del Templo por Salomón. Se le llamó la Tienda del Encuentro o la Tienda del Testimonio, pues es el espacio de encuentro entre Dios y su pueblo a través de Moisés. Pues bien, tenía dos querubines de oro macizo que Dios mismo mandó construir, como se observa en el versículo 18.

Veamos otras características de este santuario:
 
La Morada tendrá que ser hecha de diez cortinas de lino fino de color jacinto morado y rojo, ADORNADAS CON QUERUBINES. Cada cortina tendrá catorce metros de largo y dos de ancho. Todas serán de una misma medida (Ex 26, 1-2).
 
Notamos que nuevamente Dios requiere que en su Morada estén presentes las imágenes de querubines. Lo mismo ocurre con el Templo, construido por el rey Salomón, como puede verse en el primer libro de los Reyes, capítulos 6, 7 y 8 y en el segundo libro de las Crónicas, capítulo 3:
 
Toda la Casa estaba pues recubierta de oro; también estaba recubierto de oro el altar ubicado delante del Santo de los Santos. En el Santo de los Santos [Salomón] puso DOS QUERUBINES DE MADERA DE OLIVO SILVESTRE de cinco metros de alto. (…) Hizo esculpir en relieve en todas las paredes de la Casa, por todo el derredor, tanto por fuera como por dentro, querubines, palmas y flores. (1Re 6, 22-23.29).
 
El rey Salomón y toda la comunidad de Israel reunida a su alrededor estaban allí delante del Arca. Ofrecieron sacrificios de ganado menor y mayor en tal cantidad que era imposible contarlos. Los sacerdotes trasladaron el Arca de la Alianza de Yavé a su lugar, en la pieza más santa de la Casa, el Santo de los Santos, debajo de las alas de los Querubines. Los querubines extendían sus alas por encima del sitio donde se ubicaba el Arca y así cubrían el Arca y sus andas (1Re 8, 5-7).
 
Pues bien, la construcción agradó tanto a Yavé, que su Gloria llenó el Templo:
 
Cuando Salomón acabó de rezar, bajó fuego del cielo que devoró el holocausto y los sacrificios mientras LA GLORIA DE YAVÉ LLENÓ LA CASA. Los sacerdotes no podían entrar en la Casa de Yavé, porque su Gloria la llenaba. Entonces todos los hijos de Israel, viendo descender el fuego y la Gloria de Yavé sobre la Casa, se postraron sobre el pavimento, adoraron y alabaron a Yavé: «Porque es bueno, porque es eterno su amor.» (2Cro 7, 1-3).
 
Además, Yavé hizo con pueblo este solemne compromiso:
 
Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a la oración que se haga en este lugar; pues ahora he escogido y santificado esta Casa, para que en ella permanezca mi Nombre para siempre. Allí estarán mis ojos y mi corazón todos los días (2Cro 7, 15-16).
 
Otro texto altamente significativo es el que presentamos a continuación, donde se muestra que Dios manda construir imágenes:
 
Entonces Dios mandó contra el pueblo serpientes-ardientes. Muchos de los israelitas murieron por sus mordeduras. El pueblo fue a ver a Moisés y le dijo: «Hemos pecado, hemos murmurado contra Yavé y contra ti. Ruega a Yavé por nosotros, para que aleje de nosotros las serpientes.» Moisés oró por el pueblo, y YAVÉ LE DIJO A MOISÉS: «HAZTE UNA SERPIENTE DE BRONCE y colócala en un poste. El que haya sido mordido, al verla, sanará.» Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un poste. Cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba la serpiente de bronce y se sanaba (Nm 21, 6-9).
 
Por otra parte, conviene tener en cuenta que los primeros cristianos, aquellos que murieron mártires en los circos romanos, sí tenían imágenes. De hecho, en las catacumbas se han encontrado imágenes y esculturas que están fechadas en los primeros siglos de la era cristiana. Recordemos que en las catacumbas se celebraba la Eucaristía y se sepultaba los cuerpos de los mártires. Entre las imágenes destacan el cordero, el pez, el ancla, el Buen Pastor, la vid, las vírgenes necias y las prudentes, Noé, David, Moisés, Jonás, Tobías, Jesús, María, los santos apóstoles, la Virgen con el Niño Jesús y los reyes magos.
He aquí algunas cifras significativas: de san Pedro se han encontrado unas trescientas representaciones; del Buen Pastor, unas ciento veinte pinturas y ciento cincuenta esculturas; de la adoración de los magos, unas ochenta y cinco veces. La imagen más antigua de la Virgen María es del siglo II.

¿Por qué? Es en el cristianismo donde se da el culto a las imágenes porque es la religión del Verbo hecho carne y es el Misterio de la Navidad, es decir, de la Natividad del Señor, el que ha dado lugar a las imágenes.
 
LA VERDAD:

Dios sí aprueba que usemos imágenes para adorarlo.
Ofrecemos la última entrega de nuestra serie sobre las enseñanzas falsas de los Testigos de Jehova que contradicen a la fe cristiana y que ellos apoyan supuestamente en la Biblia. El primero se encuentra aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-1-896001, el segundo, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-2-932001, el tercero, aquí: http://www.aleteia.org/es/estilo-de-vida/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-3-951001, el cuarto, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-4-880003, y el quinto, aquí: http://www.aleteia.org/es/religion/noticias/seis-mitos-falsos-de-los-testigos-de-jehova-5-997001

Mito 6:
NO ES CORRECTO USAR IMÁGENES PARA ADORAR A DIOS
 
¿Cómo se creó el mito?

a) Por una mala interpretación de la Sagrada Escritura (Antiguo y Nuevo Testamento). Sacan de contexto Ex 20, 4-5 y otros pasajes que se refieren a los ídolos para decir que Dios prohíbe las imágenes y para enseñar que las imágenes no deben utilizarse en el culto divino.

 b) Por un desconocimiento de la historia de Israel y de la Iglesia. Ignoran que el pueblo de Israel uso imágenes en el Templo de Jerusalén (1Re 6 y 7) y en las sinagogas y que los primeros cristianos utilizaron imágenes desde un principio, como puede verse en las catacumbas.
 
¿Qué dice la Biblia?

Según la Biblia, es posible utilizar imágenes y objetos sagrados en el culto que se tributa a Dios y en los espacios consagrados al Señor para rendirle adoración. Como afirma el Catecismo de la Iglesia Católica (n. 2130) “ya en el Antiguo Testamento Dios ordenó o permitió la institución de imágenes que conducirían simbólicamente a la salvación por el Verbo encarnado: la serpiente de bronce (cf Nm 21, 4-9; Sb 16, 5-14; Jn 3, 14-15), el arca de la Alianza y los querubines (cf Ex 25, 10-12; 1 R 6, 23-28; 7, 23-26)”. Veamos estos pasajes bíblicos:
 
En Éxodo 25 leemos que Dios solicita un santuario y pide también todo lo necesario para darle culto:
 
Me van a hacer un SANTUARIO para que yo habite en medio de ellos, y lo harán, como también todas LAS COSAS NECESARIAS PARA MI CULTO, según el modelo que yo te enseñaré (Ex 25, 8-9).
 
Entre estas cosas necesarias para el culto destaca el Arca de la Alianza. Veamos sus características:
 
Harás un Arca de madera de acacia, de dos codos y medio de largo, codo y medio de ancho y otro codo y medio de alto. (…) En el Arca pondrás el Testimonio que yo te daré. Le harás una cubierta, el Lugar del Perdón, de oro puro, de dos codos y medio de largo y codo y medio de ancho. Asimismo, HARÁS DOS QUERUBINES DE ORO MACIZO, y los pondrás en las extremidades de la cubierta. Pondrás un querubín a una extremidad, y el otro en la otra; formarán un solo cuerpo con la cubierta, a sus dos lados. Los querubines extenderán sus alas hacia arriba y sus alas cubrirán el Lugar del Perdón. Estarán de frente el uno al otro y sus caras mirarán hacia el Lugar del Perdón. Lo pondrás sobre el Arca, y pondrás dentro de ella el Testimonio que yo te daré. Allí me encontraré contigo para darte mis órdenes referentes a los hijos de Israel. TE HABLARÉ DE ENCIMA DEL LUGAR DEL PERDÓN, DE EN MEDIO DE LOS DOS QUERUBINES puestos sobre el Arca del Testimonio (Ex 25, 10.16-22).

Este santuario es una tienda móvil que acompañó a Israel desde su permanencia en el desierto hasta la construcción del Templo por Salomón. Se le llamó la Tienda del Encuentro o la Tienda del Testimonio, pues es el espacio de encuentro entre Dios y su pueblo a través de Moisés. Pues bien, tenía dos querubines de oro macizo que Dios mismo mandó construir, como se observa en el versículo 18.

Veamos otras características de este santuario:
 
La Morada tendrá que ser hecha de diez cortinas de lino fino de color jacinto morado y rojo, ADORNADAS CON QUERUBINES. Cada cortina tendrá catorce metros de largo y dos de ancho. Todas serán de una misma medida (Ex 26, 1-2).
 
Notamos que nuevamente Dios requiere que en su Morada estén presentes las imágenes de querubines. Lo mismo ocurre con el Templo, construido por el rey Salomón, como puede verse en el primer libro de los Reyes, capítulos 6, 7 y 8 y en el segundo libro de las Crónicas, capítulo 3:
 
Toda la Casa estaba pues recubierta de oro; también estaba recubierto de oro el altar ubicado delante del Santo de los Santos. En el Santo de los Santos [Salomón] puso DOS QUERUBINES DE MADERA DE OLIVO SILVESTRE de cinco metros de alto. (…) Hizo esculpir en relieve en todas las paredes de la Casa, por todo el derredor, tanto por fuera como por dentro, querubines, palmas y flores. (1Re 6, 22-23.29).
 
El rey Salomón y toda la comunidad de Israel reunida a su alrededor estaban allí delante del Arca. Ofrecieron sacrificios de ganado menor y mayor en tal cantidad que era imposible contarlos. Los sacerdotes trasladaron el Arca de la Alianza de Yavé a su lugar, en la pieza más santa de la Casa, el Santo de los Santos, debajo de las alas de los Querubines. Los querubines extendían sus alas por encima del sitio donde se ubicaba el Arca y así cubrían el Arca y sus andas (1Re 8, 5-7).
 
Pues bien, la construcción agradó tanto a Yavé, que su Gloria llenó el Templo:
 
Cuando Salomón acabó de rezar, bajó fuego del cielo que devoró el holocausto y los sacrificios mientras LA GLORIA DE YAVÉ LLENÓ LA CASA. Los sacerdotes no podían entrar en la Casa de Yavé, porque su Gloria la llenaba. Entonces todos los hijos de Israel, viendo descender el fuego y la Gloria de Yavé sobre la Casa, se postraron sobre el pavimento, adoraron y alabaron a Yavé: «Porque es bueno, porque es eterno su amor.» (2Cro 7, 1-3).
 
Además, Yavé hizo con pueblo este solemne compromiso:
 
Mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a la oración que se haga en este lugar; pues ahora he escogido y santificado esta Casa, para que en ella permanezca mi Nombre para siempre. Allí estarán mis ojos y mi corazón todos los días (2Cro 7, 15-16).
 
Otro texto altamente significativo es el que presentamos a continuación, donde se muestra que Dios manda construir imágenes:
 
Entonces Dios mandó contra el pueblo serpientes-ardientes. Muchos de los israelitas murieron por sus mordeduras. El pueblo fue a ver a Moisés y le dijo: «Hemos pecado, hemos murmurado contra Yavé y contra ti. Ruega a Yavé por nosotros, para que aleje de nosotros las serpientes.» Moisés oró por el pueblo, y YAVÉ LE DIJO A MOISÉS: «HAZTE UNA SERPIENTE DE BRONCE y colócala en un poste. El que haya sido mordido, al verla, sanará.» Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un poste. Cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba la serpiente de bronce y se sanaba (Nm 21, 6-9).
 
Por otra parte, conviene tener en cuenta que los primeros cristianos, aquellos que murieron mártires en los circos romanos, sí tenían imágenes. De hecho, en las catacumbas se han encontrado imágenes y esculturas que están fechadas en los primeros siglos de la era cristiana. Recordemos que en las catacumbas se celebraba la Eucaristía y se sepultaba los cuerpos de los mártires. Entre las imágenes destacan el cordero, el pez, el ancla, el Buen Pastor, la vid, las vírgenes necias y las prudentes, Noé, David, Moisés, Jonás, Tobías, Jesús, María, los santos apóstoles, la Virgen con el Niño Jesús y los reyes magos.
He aquí algunas cifras significativas: de san Pedro se han encontrado unas trescientas representaciones; del Buen Pastor, unas ciento veinte pinturas y ciento cincuenta esculturas; de la adoración de los magos, unas ochenta y cinco veces. La imagen más antigua de la Virgen María es del siglo II.

¿Por qué? Es en el cristianismo donde se da el culto a las imágenes porque es la religión del Verbo hecho carne y es el Misterio de la Navidad, es decir, de la Natividad del Señor, el que ha dado lugar a las imágenes.
 
LA VERDAD:

Dios sí aprueba que usemos imágenes para adorarlo.
Valoración media
¡No te pierdas las mejores historias del día!
Suscríbete a nuestra newsletter gratuita



Comentarios
; ;
¡No te pierdas las mejores historias del día!
Suscríbete a nuestra newsletter gratuita



Hazte partner